miércoles, 19 de junio de 2013

Pan integral con alcaravea

¡Hola! ¡Por fin!, aquí estoy, bastante liada. A pesar de todo he sacado un hueco para preparar este pan integral con alcaravea de estilo alemán y es que me encanta Alemania. A ver qué os parece.

En esta ocasión han sido 3 panes de 1 Kg cada uno. En total 3 Kg de pan, pero como siempre pongo las cantidades para 1 Kg.






Ingredientes:
269 gr de harina de trigo integral
107 gr harina de centeno
68 gr harina de avena
63 gr de harina de trigo
160 gr de masa madre
301 gr de agua
12 gr de semillas de alcaravea
10 gr de semillas de sésamo
10 gr de sal






Ingredientes versión con levadura:
269 gr de harina de trigo integral
107 gr harina de centeno
68 gr harina de avena
143 gr de harina de trigo
381 gr de agua
12 gr de semillas de alcaravea
10 gr de semillas de sésamo
10 gr de levadura fresca de panadero
10 gr de sal







Preparación:

Ponemos todos los ingredientes en un bol e ir mezclando ayudándonos con una cuchara.




Engrasamos la mesa con un poquito de aceite y ponemos la masa encima y vamos amasando poco a poco.

Se puede amasar todo seguido o con reposos que es más fácil (se amasa un rato y se deja reposar otro ratito, se vuelve a amasar y otra vez dejamos reposar...) hasta que veamos que se empieza a formar el glúten.




Hacemos una bola con la masa y la ponemos dentro de un bol previamente aceitado.

Tapamos con papel film y dejamos reposar hasta que doble su volumen.

Ponemos un poco de harina de centeno sobre la mesa y damos un poco de tensión a la bola.




Pasamos la bola, con la parte fea hacia arriba, a un banetton enharinado o a un bol cubierto con un paño y bien enharinado.

Volvemos a dejar reposar hasta que doble su volumen.




Preparamos la tabla o la bandeja con papel de hornear y volcamos la hogaza encima del papel.

Hacemos unos cortes con un cuchillo afilado y metemos en el horno precalentado a 220ºC y con vapor.

A los 15 minutos, quitar el vapor y bajar el horno a 200ºC.

Dejamos que se termine de hornear unos 30-40 minutos más.




Apagamos el horno, abrir la puerta y dejamos unos 10 minutos más para que se seque.

Sacamos del horno y ponemos la hogaza sobre una rejilla para que se enfríe.




Las semillas de alcaravea tienen un sabor parecido al anís, así que ya os podéis hacer una idea de cómo está de rico este pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario